Título de la receta: Ravioles de berenjena
Autor: Fernando Trocca
Programa: Gourmand


Ingredientes

Berenjenas: 5 Unidades
Cebollas: 4 Unidades
Tomates secos: 100 g
Aceite de oliva: Cantidad necesaria
Ajo: 4 Dientes
Masa para ravioles : 1 k
Sal y Pimienta : A gusto
Pan rallado: 1/2 Taza
Cebolla confitada : 3 cdas.
Queso parmesano rallado: A gusto
Puré de papas : 1 Tazas
Manteca derretida : Cantidad necesaria

Salsa

Cebolla: 1 Unidad
Ajo: 2 Dientes
Vino blanco: 1 Taza
Tomate concassé: 3 Tazas
Aceite de oliva extra virgen: Cantidad necesaria
Panceta ahumada: 200 g

Procedimiento

Corte las berenjenas al medio y realice sobre la carne un cuadrille sin llegar a la piel.
Acomódelas sobre una placa, sazone con sal, pimienta y abundante aceite de oliva, cocine en horno a temperatura media durante 30 minutos aproximadamente.
Una vez tiernas las berenjenas retire la carne y deseche la piel, luego pique bien la carne.
Pele y corte las cebollas, los dientes de ajo, los tomates secos previamente hidratados y la cebolla confitada.
En una sartén caliente con aceite de oliva saltee la cebolla junto con el ajo a fuego lento.
Coloque en un bowl la carne de las berenjenas junto con los tomates secos, las cebollas confitadas, el puré de papas, las cebollas junto con el ajo anteriormente salteadas, sal y pimienta, mezcle bien y agregue el pan rallado y el queso parmesano rallado, mezcle nuevamente.
Pinte la masa ya estirada con manteca derretida, luego con la ayuda de una cuchara coloque sobre la masa pequeñas bolitas del relleno dejando espacio entre una y otra, cubra el relleno con otra tira de masa previamente pintada con manteca y presione con los dedos dando forma a los ravioles. Con una rueda corte los ravioles.
En una cacerola con abundante agua hirviendo con sal cocine los ravioles unos minutos, luego retírelos y colóquelos dentro de la olla con la salsa, déjelos reposar unos minutos.

Salsa

Corte la panceta en pequeños daditos.
Pele y pique los dientes de ajo.
Pele y corte la cebolla en brunoise.
En una cacerola caliente con aceite de oliva dore la panceta, luego incorpore el ajo junto con la cebolla, una vez transparente la cebolla agregue los tomates concasse, sazone con sal y desglace con vino blanco, cocine a fuego mínimo.